Blog

Compra con seguridad a través de internet

Publicado en General en agosto 23, 2017 10:00 am

Consejos para una compra segura a través de internet

La posibilidad de comprar prácticamente cualquier cosa a través de internet ha supuesto un gran cambio en nuestras vidas. Si antes dependíamos de los horarios de apertura de las tiendas y del tiempo libre que nos dejaba nuestro trabajo y el resto de tareas que realizamos diariamente para acercarnos al supermercado o simplemente ir de compras, ahora podemos hacerlo cuando nos apetezca. Las tiendas online están disponibles 24 horas al día, sin importar si es o no festivo, permitiéndonos realizar la compra mientras estamos en el sofá, después de cenar o desde la playa.

Pero, a pesar de las múltiples ventajas que ofrece el comercio electrónico, hay quien aún no confía demasiado en las tiendas online. En parte, esto puede estar motivado por los casos de estafa o suplantación que a veces salen en las noticias, llevándoles a tener una impresión errónea acerca del ecommerce a través de esas noticias que no son más que casos aislados. Para todos aquellos que todavía no se animan a comprar a través de internet, tenemos algunos consejos que, si bien no les hace dar el paso, puede contribuir a que vayan perdiendo el miedo a comprar a través de internet.

  1. Utiliza siempre contraseñas seguras. Si tu clave de acceso combina mayúsculas, minúsculas, números y símbolos, quien quiera acceder a tu cuenta lo tendrá muy difícil. Si, además, tu password tiene más de 8 caracteres serán aún más complicado de adivinar para los hackers. Además, es recomendable que utilices una contraseña diferente en cada una de las plataformas en las que te registres, aunque puedas pensar que te será muy difícil recordar todas tus claves de acceso, recuerda que existen múltiples gestores de contraseñas que las recordarán por ti.
  2. Compra sólo en webs que tengan instalado un certificado SSL. Como bien sabrás, estos certificados de seguridad se encargan de encriptar todos los datos que proporciones, así si alguien accediera a esta información solo se encontraría un conjunto de caracteres sin sentido. Para saber si una página web cuenta con un certificado SSL, sólo tienes que comprobar que la página comience por HTTPS y no HTTP, aparezca un candado verde en la barra de navegación en el que, al pinchar sobre él se muestre información relacionada con la empresa, demostrando así que estás navegando realmente en la web que crees.
  3. Conéctate únicamente desde redes seguras. Nunca recurras a una wifi pública o a la red del bar de confianza, porque existirán muchas posibilidades de que puedan hackearte. Ya que, al comprar a través de internet, vas a tener que proporcionar a la web información sensible, hazlo solo desde conexiones seguras.
  4. Adquiere tus productos en webs con buenas críticas. Al igual que ocurre cuando vas a comprar en tienda física, las recomendaciones de alguien que ya ha adquirido el producto o ha tenido una buena experiencia con un determinado comercio, siempre da mayor tranquilidad. En el caso de las tiendas online, es mucho más fácil, con una sencilla búsqueda a través de internet podrás conocer cientos de opiniones que te darán seguridad a la hora de comprar en determinados sitios web.
  5. Comprueba la política de devoluciones antes de iniciar la compra. El hecho de que, antes de comprar algo, investigues primero cuál es su política de devoluciones puede ahorrarte algún disgusto. De esta forma sabrás, antes de haber realizado el pago en la web, qué pasará en caso de que el producto no sea de tu gusto, te llegue en mal estado o cualquier otra circunstancia que te lleve a querer cambiarlo o devolverlo. Aunque toda página web que venda a través de internet está obligada a tener su propia política de devoluciones visible, si no logras encontrarla, pregunta antes de proceder al pago.
  6. Huye de las promociones que llegan como spam. La gran mayoría de las veces son tan jugosas que sólo por eso deberías desconfiar. En algunas ocasiones estas ofertas provienen de empresas de confianza, pero en la mayoría de los casos llevan a páginas web que no son aquellas que dicen ser. Emplea el sentido común y desconfía de esos precios demasiado baratos para el coste del producto antes de proporcionar información.
  7. Ten en cuenta las diferentes opciones de pago. Aunque actualmente todas ellas son igualmente seguras, puede que recurrir a PayPal te transmitan más seguridad al no tener que poner directamente tus datos bancarios. También habrá quien preferirá realizar el pago a contra reembolso, un servicio bastante poco frecuente; pero si confías en la seguridad de la banca online, el pago mediante tarjeta de crédito es otra opción.
  8. La seguridad del teclado virtual. Hablando de la banca online, son muchas las entidades que recurren al uso de teclados virtuales de forma que no sea posible registrar las teclas que pulsamos a la hora de introducir nuestros datos. Con un funcionamiento igual a los teclados convencionales, los digitales evitan el keylogging ya que ningún software podrá detectar qué botones presionamos.

Válido no solo para las compras a través de internet, sino también para evitar las fatales consecuencias que pueda tener un ciberataque, no olvides tener tu sistema operativo y todas las aplicaciones actualizadas. Ya que vas a proporcionar información sensible, y porque no querrás perder todos tus datos, mejor estar protegidos ante lo que pueda venir.